Martes, 08 de noviembre de 2005
Maigret se trompe, 1953
Editorial Booket
Colección: Biblioteca Maigret
192 páginas
6,95 €


Portada original de Maigret se equivoca


Argumento:

Maigret acude a la casa donde ha sido asesinada la ex prostituta Louise Filon y comienza su investigación entre los propios inquilinos del edificio.

Comentario:


Simenon vuelve a situar a Maigret entre un reducido grupo de sospechosos de asesinato, a los que ha de interrogar hasta encontrar al culpable.

Aunque pronto descubre que la fallecida tenia un amante que vive en el mismo edificio (él fue quien le puso el piso cerca del suyo) y es un famoso y carismático cirujano llamado Gouin, Maigret (o Simenon en una inteligente decisión que mantiene la intriga y la tensión), decide comenzar los interrogatorios por las mujeres que rodean tanto al médico como a su amante.

La primera es la criada de la asesinada, Desirée Brault, una ex presidiaria cuya brutal sinceridad aprecia y disfruta.
Luego la portera, Señora Cornet, que no duda en ocultarle datos necesarios para la investigación.

Además, se entera de que la joven tenía un novio músico, Pierre Eyraud (un hombre débil que no parece tener inconveniente en que su amada sea mantenida por otro), que la visitaba ocasionalmente.

La esposa del médico, Germaine Gouin, no duda en acercarse a Maigret y mantener con él una de esas conversaciones que tanto gustan al autor, en que el personaje desnuda su alma y miserias sin perder la dignidad, haciendo un conmovedor (y servil) panegírico del esposo, el gran cirujano mujeriego y vejador.

El detective habla también con la secretaria del “gran hombre”, Lucile Decaux, que niega estar enamorada de él pero intenta justificarle tanto como la esposa.

Finalmente, se entrevista con Gouin (citado por este), hacia el que siente una admiración reticente provocada por la similitud de sus orígenes y metas. Maigret también estudió, brevemente, medicina, ambos proceden de familias humildes y han triunfado en profesiones “intelectuales” (como Simenon), además de tener una visión similar, con algunos matices, del ser humano:

* “Sus ideas sobre los hombres y sus motivaciones no eran muy diferentes. Lo que les diferenciaba era su actitud frente al problema”

* “Quizá el comprender a las personas (a Magiret) le embargaba de un sentimiento hacia ellas, más que de piedad, afectuoso. Gouin les miraba desde arriba. Maigret se colocaba en el mismo plano que ellos”

Gouin es otro de esos personajes fascinantes de Simenon, un tipo vanidoso, prepotente, nada empático, que desprecia los intentos de justificarle de “sus” mujeres (“No se preocupaba en lo más mínimo sobre el efecto que causaba en los demás”)

* “Maigret hubiera preferido que Gouin mintiese. Desde hacía una hora había deseado ver mentir a Gouin siquiera una vez, pero el profesor era de una sinceridad implacable”.

De nuevo Simenon presta mayor atención a los personajes, sus personalidades y motivaciones que a la resolución del misterio, aunque en esta ocasión mantiene la intriga hasta los últimos capítulos, llegando a un clímax final de considerable interés, que incluso consigue que nos replanteemos cada una de las declaraciones hechas por sus protagonistas.

Una lectura muy entretenida, por momentos fascinante (cuando “radiografía” las personalidades de l@s sospechos@s), en que el autor consigue que se sienta una diversa gama de emociones hacia los personajes que “viven” entre sus páginas.


Sobre la novela, en francés

Comentario de "Maigret tiende una trampa"

Comentario de "Maigret y la vieja señora"

Comentario de "El caso Saint-Fiacre"


***
Reseñado por Thersuva @ 22:58  | Novela negra
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Reseñado por Invitado
Domingo, 11 de diciembre de 2005 | 2:01
Es difícil encontrar entre los autores actuales tanto detalle en la descripción de personalidades como en las novelas de Simenon, quizá por eso no han perdido vigenvia.