Jueves, 25 de agosto de 2005
L´affaire Saint-Fiacre, 1932
Editorial: Booket
182 páginas
6,95 €

El caso Saint-Fiacre


Argumento:

Maigret vuelve a la ciudad donde pasó su infancia para resolver un asesinato que todavía no se ha cometido.
Allí descubrirá que nada es como recuerda.


Comentario:

Al comienzo de la historia Maigret ya está en Saint-Fiacre, el lugar en que nació y vivió su niñez.
Unos días antes la policía recibió una nota en que se anunciaba un asesinato:

Les comunico que se cometerá un crimen en la iglesia de
Saint-Fiacre durante la primera misa del día de difuntos.


Parte del contenido de esta nota se utiliza durante los momentos previos al asesinato como una advertencia ominosa.

Desde la primera página el autor muestra a un Maigret nostálgico, inmerso en sus recuerdos de infancia como hijo del administrador del castillo, como monaguillo de la iglesia en que se comete el crimen.

Se hospeda en la única fonda del pueblo, la de Marie Tatín, que fuera su amiga de infancia y que no le reconoce. Le sorprende esta falta de reconocimiento pero al tiempo hace todo lo posible por mantener el anonimato, lo que consigue durante parte de la novela.

La presencia en la iglesia de la condesa de Saint-Fiacre, a la que vio por última vez cuando ella tenía unos veinticinco años y él era un crío que la admiraba en la distancia, los desayunos en la rectoría, las vidrieras, el ritual de la misa, todo contribuye a llevarle a su infancia (Desde luego, estaba desengañado con respecto a los seres humanos. Pero le enfurecía que ensuciasen sus recuerdos de infancia. Sobre todo la condesa, que siempre le había parecido noble y hermosa como un personaje de libro de estampas...) y demostrarle que todo ha cambiado.

Cuando acaba la misa, descubre que la condesa está muerta, aparentemente de un ataque al corazón.

Durante el resto de la breve e intensa novela, Maigret habla con la gente (establece cierta amistad con el pequeño monaguillo con el que se identifica), descubre el arma del crimen (una de las más originales que he leído, incluso en la actualidad), y se deja llevar por las circunstancias.

Esta es una novela de personajes, en que se habla mucho y se sigue a los diferentes sospechosos durante sus paseos por el pueblo, que también es un personaje, junto al clima (No había sol que deformase las imágenes ni neblina que difuminase los contornos. Cada cosa se recortaba con cruel nitidez: los troncos de los árboles, las hojas secas, las piedras y, sobre todo, los trajes negros de la gente que acudía al cementerio) y el pasado.

Curiosamente, no es Maigret quien descubre al asesino en esta historia. Quizá esta demasiado absorto en los recuerdos del pasado, y es uno de los sospechosos quien resuelve el crimen.

En el capítulo titulado “Bajo el signo de Walter Scott”, se reúnen en el castillo, con el cuerpo de la condesa en el piso de arriba, Maigret, el hijo de la difunta y el resto de sospechosos, entre los que se incluyen el nuevo administrador y su hijo, el médico o el sacerdote.

Entre este capítulo y el siguiente uno de los personajes crea una atmósfera de misterio, y tensión muy bien llevado (¿Me permiten primero una predicción? Pues ahí va: para mantenernos en la tradición y en el tono de Walter Scott, les anuncio que el asesino de mi madre habrá muerto antes de medianoche), incluyendo alguna breve digresión y una situación que perturba al propio Maigret (... se sentía en presencia de una fuerza contra la que nada podía hacerse. Ciertos individuos, en un momento dado de su vida, gozan de una hora de plenitud, una hora durante la cual se sienten en cierto modo por encima del resto de la humanidad, y de sí mismos), hasta llegar a un momento cumbre de gran intensidad, incluyendo el disparo de un arma y culminando en la resolución del caso.

Maigret es consciente de no haber hecho gran cosa, contribuyendo únicamente a aportar alguna prueba para apoyar la identidad del asesino, quizá demasiado influido por la fuerza de su propio pasado, quedándose hasta el momento del entierro de la condesa.

Novela breve, intensa, de personajes, nostálgica, agridulce, resuelta con inteligencia, que se lee con agrado precisamente por todo esto, y que seguramente Simenon escribiría en poco más de una semana, como tenía por costumbre.


Esta novela ha sido llevada al cine en varias ocasiones, una de ellas en 1959, con Jean Gabin interpretando a Maigret.

El caso Saint-Fiacre

El caso Saint-Fiacre

Reseñado por Thersuva @ 18:58  | Novela negra
Comentarios (6)  | Enviar
Comentarios
Reseñado por reginairae
Jueves, 25 de agosto de 2005 | 19:03
Caramba, qué comentario más bueno. Incluso dan ganas de leer esa novela, aunque ya sabes que le género negro no es mi favorito.
Te felicito por esta reseña que analiza tan bien el libro.
Reseñado por Thersuva
Jueves, 25 de agosto de 2005 | 19:10
Pues con lo que tú eres te lo leerías en una hora.

Hacía años que no leía una novela de Maigret y me ha agradado mucho, quizá porque a mi me interesa más la relación entre los personajes que la acción y las sorpresas a cualquier precio que se utilizan actualmente.

Lo que siento es no haber encontrado una relación de las obras de Maigret en castellano, aunque creo que hay unas cuantas más en la misma colección que "Saint-Fiacre".

Ejem, me alegra que te haya gustado el artículo. :]
Reseñado por Invitado
Miércoles, 14 de septiembre de 2005 | 15:50
J´adore Simenon. Siempre está bien revisitar a Simenon, me da igual con sus novelas serias (más de una está por meritos propios entre la mejor literatura del siglo pasado) que sus maigret. Lo de escribir en una semana no siempre era cierto, ya se que incluso presumió de escribir alguna novela en unos días.
Quizás st fiacre no sea uno de mis maigret preferidos aún pareciéndome muy bueno.
Reseñado por Invitado
Miércoles, 14 de septiembre de 2005 | 15:52
Continuación del anterior comentario:
Además de esta peli con el formidable Jean Gabin (también soy fan, y es "mi maigret" ideal a pesar de que le faltan la altura y corpulencia descritas por GS)ahora hay una serie de GRANADA TV con Michael Gamblom en el papel de Maigret que tampoco está mal (eso sí, que nadie intente comparar con las novelas o las películas, por ejemplo en el caso stfiacre).
Por cierto y levemente off topic, la última peli que vi fue Maigret tend un piège (tiende una trampa) de la novela del mismo nombre, también con Jean Gabin. Muy buena la novela y muy buena la película.
Saludos. Landfill
Reseñado por Thersuva
Miércoles, 14 de septiembre de 2005 | 18:26
Landfill:

Interesante tu comentario.
Lo de la serie con Michael Gambon lo vi mientras investigaba sobre las versiones cinematográficas de la novela, pero como prefiero a Jean Gabin y además había buenas fotos, mencioné su película. Creo que de muchas novelas hay varias versiones, ¿no?

En la autobiografía de Simenon (que no he terminado aún) él si comenta a veces que tarda una semana o menos en escribir alguna de las novelas, aunque no se refiere a todas y además prefiere hablar de su vida privada más que de su obra.

Ya que recomiendas "Maigret tiende una trampa" la buscaré en mi biblioteca.

Si pasas de nuevo por aquí me interesaría que me dieras los títulos que consideres los mejores de Maigret.
Reseñado por Invitado
Domingo, 15 de abril de 2012 | 20:06

He leído esta novela y el comentario que se hace me parece sencillamente genial. Me quedo sobre todo con lo de novela breve e intensa. De personajes. Muy acertada la apreciación sobre al arma homicida. Destacaría además la decadencia de los personajes y el clima frío de la provenza francesa donde transcurre la historia.